Lo que hicimos fue secreto. Ya es hora de que deje de serlo.

Si sigues a Call me fat fuck geriatric punk, no necesitas que te presente este documental. Es mas, no voy a hacer una crítica del mismo, voy a hacer propaganda.

Galardonado en el Festival In-Edit 2016 como mejor documental nacional, Lo que hicimos fue secreto recorre la historia del punk en Madrid a través de entrevistas con sus protagonistas. Comenzando a finales de los 70 y arañando el principio de los 90, hace un recorrido muy esclarecedor de todo lo que se cocía en Madrid en los 80.

Leer más

Pieles. Historias de…¿monstruos?

En Pieles, Eduardo Casanova recupera el personaje de su corto de 2015 Eat my shit y lo rodea de otros igualmente impactantes en su debut como director.
Casanova ha demostrado que quien le siga viendo como “Fidel el de Aída” esta subestimando una persona con un talento cinematográfico que va mucho más allá de una cara conocida de Telecirco.

Leer más

Déjame salir. Ahogado en un lugar profundo.

Déjame salir (Get out) es el estreno como director de Jordan Peele, rostro habitual de la comedia en la televisión americana.

La sinopsis es tan sencilla como familiar (podría fácilmente ser la de Adivina quién viene a cenar esta noche). Chris (Daniel Kaluuya, Black Mirror) lleva saliendo unos meses con una chica. Ella es blanca, el es negro y van a pasar el fin de semana con los padres de ella, que no saben que Chris es negro. Hasta aquí suena a comedia ¿no? Pues no. Aunque también.

Leer más

Que Dios nos perdone. O mejor, que no mire.

Antonio de la Torre nos vuelve a sorprender, en esta ocasión de la mano de Roberto Álamo, en un thriller que sabe a Seven y a Psicosis.

Leer más

Tarde Para La Ira. Temed La Ira De Un Hombre Tranquilo

Tarde para la ira es la ópera prima del hasta ahora actor Raúl Arévalo. Quizá lo reconozcas por ser uno de los tres simpáticos protagonistas de Primos (Daniel Sanchez Arévalo, 2011) o por La gran familia española (Daniel Sanchez Arévalo, 2013) o por otra reciente comedia Las ovejas no pierden el tren (Álvaro Fernández Armero, 2014). Pero más allá de su trabajo como actor, Raúl Arévalo se ha marcado un Clint Eastwood y ha pasado de ser un (buen) actor a un (gran) director. Y solo con una película. Vamos, que la cosa promete.

Leer más

Copyright © Linoleum 2014-2017