IVS – Serenity, at Long Last … (Ep)

Hace cuatro días recibí una noticia que me alegró el día. La banda de hardcore melódico canadiense IVS sacaban un nuevo Ep tras un largo tiempo en silencio. A veces, escuchamos tanta música y nos adentramos en tal frenesí de grupos, canciones y festivales que alguno de ellos queda parcialmente en el olvido. Ese momento en el que uno de esos grupos desterrados de tu lista de reproducción reaparecen con nuevo material es como una resurrección celebrada hasta la saciedad. Y eso mismo es lo que me ha pasado a mí con Serenity, at Long Last…

Este Ep consta de cinco cortes que, según la propia banda, fueron grabados allá por el 2013. IVS ha decidido que, tras seis años en el cajón, es momento de rescatarlos para la causa. Contrario a la idea de resurrección que he expuesto anteriormente, estos temas tratan sobre la muerte y sobre el descanso que aporta el saber que se va a alcanzar el descanso eterno, dejando un mundo de los vivos en el que se sufre más que en la otra vida. “Buried Alive” abre este corta duración a ritmo de melodías, coros y ritmos pegadizos mientras refuerza esta última idea de la manera más gráfica posible. “Her Last Breath” es otro temazo de melódico con guitarras que se clavan en tu oído, con una batería que pasa más rápido que la vida por tu mente cuando estás a punto de morir. Velocidad en estado puro.

Estos dos primeros cortes son muy parecidos en cuanto a forma y contenido. Sin embargo, “One More Day” da un giro de tuerca y nos ofrece un medio tiempo alegre en sonido pero bastante crudo líricamente. El sufrimiento en vida sigue estando presente en este siete pulgadas y esta canción es un claro ejemplo de que no todas las melodías tienen porqué ser alegres. “Oathbreaker” no rompe la tónica general del trabajo, aunque sí una promesa de forma dura. IVS se sumerge en un mundo de infelicidades y catástrofes personales a ritmo de melódico. En este tema cabe destacar un solo tan afilado que parece haberse escapado de algún tema de Avenged Sevenfold (por lo menos).

El Ep cierra a la vieja usanza; con un precioso y duro (una vez más ) tema acústico: “To the Core”. Esto es algo de primero de punk rock melódico pero a la vez, es una costumbre que parece haberse olvidado últimamente. Al igual que yo me olvide de IVS. Tras este tema desenchufado, el grupo decide cerrar el disco con el sonido de las olas del mar. ¿Hay algún sonido más gráfico para la calma y la serenidad? – lo dudo mucho.

Conclusión: Ya sea porque, como yo, os habíais olvidado de IVS o porque quizás no los conocíais, aquí tenéis Serenity, at Long Last …, una excusa de cinco temas que os demostrará que no todo en el melódico es patinar y llorar un amor juvenil. Si os gustan sus compatriotas Mute, o si disfrutáis con los australianos Hack the Mainframe, IVS os encantaran. Dadle al play para alcanzar la calma que quizás preceda a la tormenta.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019