Much the Same – Everything is Fine

Ni esto es más de lo mismo, ni todo está bien siempre. La vida no es de color de rosa, y los integrantes de Much the Same han comprobado durante estos trece años cómo el tiempo y los acontecimientos son capaces de golpear y de apretar, pero sin llegar a ahogar. Everything is Fine, el ansiado retorno de los de Chicago, es una celebración musical a la vida, una ventana abierta hacia el optimismo, y una dosis más que necesaria de melódico de los 90s.

El inicio de “Burner” parece un punto y seguido al final de “Picking up the Shattered Pieces”. Es como si la distancia temporal que existe entre ambas canciones fuera mínima y no hubiese pasado el tiempo. Ese es uno de los logros del grupo, conseguir mantener esa esencia que les ha valido miles de súplicas pidiendo su vuelta, y retomar el camino justo donde lo dejaron con más ganas aún si cabe. “Snake in the Grass” fue precisamente el tema que nos anunció la llegada de este nuevo trabajo. Un corte que rebosa melodía, velocidad  y una línea de bajo que ya echábamos de menos. Los reyes han vuelto.

Otra de las claves de este disco es la carga emocional implícita en la mayoría de los cortes. Es un disco que llega a tocarte en lo más profundo y ponerte la piel de gallina. “You Used to Have a Garden” es para mí, no la mejor canción de este álbum, sino la mejor canción del año. Extremadamente dura y preciosa a la vez, es un medio tiempo pegadizo cuyo estribillo me parece sublime. Vellos de punta siempre que la escucho. Siguiendo el fluir de las emociones, y saltándome el orden de los cortes del disco, debo hablar de “In the Event of …” una de las canciones con más importancia y dosis de realidad de todo el trabajo. Mientras escucho esta preciosa canción acústica, cierro los ojos y no puedo evitar visualizar la historia que Dan compartió con nosotros desde la distancia. Afortunadamente, con final feliz.

También existen ciertos guiños al pasado, ¿soy el único al que los acordes del inicio de “Haunted” le trasladan inevitablemente a los de “American Idle”?. Es una vuelta al 2007 y a aquella noche en Barracudas cuando tuve el placer de conocer a unos grandes músicos y mejores personas. Del pasado también proviene la intro en 8 Bits de “Man of Science, Man of Faith”, otro tema donde la melodía es la principal protagonista. “Strangers in Fiction” me recuerda (en su título) a un disco que lo reventó allá por el 94 pero, musicalmente hablando, tiene reminiscencias de The Swellers (recordar que Nick Dieder ha participado en el producción de este disco) y a No Use for a Name.

El disco cierra con otra de mis favoritas, “Passengers”. Un inicio muy Strager Things, y un homenaje a todos los seguidores que jamás se han olvidado del grupo en todo este tiempo. Después de la visita del grupo a Europa, se convertirá en el próximo videoclip resumen de la misma. Preciosa elección y precioso broche final a uno de los discos del año. Sólo puedo poner un pero, y es que nueve cortes se me hacen pocos. Habrá que esperar y saber si publican algún descarte.

Much the Same están de vuelta. Las expectativas depositadas sobre Everything is fine se han visto más que cumplidas. Cuando el grupo lo dejó, muchos quedamos huérfanos de melodías, pero esta vuelta nos ha vuelto a satisfacer de la misma manera que ya lo hicieran Quitters Never Win (2003) y Survive (2006) y esa es, precisamente, la clave del éxito de este gran álbum. Ahora todo está bien, ahora toca disfrutar de Much the Same.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019