Lagwagon – Railer

La palabra “railer” tiene distintas acepciones casi todas derivadas de un inglés menos coloquial y de un lenguaje más alternativo. Una de ellas, y usando la portada de este disco como pista, es la de patinador en línea. Quizás sea ese el significado elegido por la banda de Santa Bárbara para su noveno disco de estudio, o quizás no. A lo largo de esta reseña discutiremos esa posibilidad. Quedaros hasta el final.

Ya sea sobre patines en línea o sobre cortes musicales, Railer parece ser un recorrido heterogéneo a lo largo y ancho de la trayectoria del grupo. El primer single presentado, “Surviving California”, parecía recoger el testigo de la línea marcada por el anterior trabajo del grupo, Hang (2014), donde el punk rock rápido y directo se entremezclaba con riffs y ritmos que coqueteaban con el metal. Sin embargo, el segundo adelanto hizo las delicias de los amantes de lo clásico. “Bubble” es justamente eso, una burbuja donde todos (incluidos el grupo) nos resguardamos,  transportándonos a principios de los 90s y a un sonido que todas y todos amamos. “Bubble” bien podría tener cabida en el ya mítico Let’s Talk About Feelings (1998).

A lo largo de esta barandilla (perfecta para grindar) también aparecen temas con intros que me huelen a cierta influencia del Fat Mike más reciente. “Parable”, “The Suffering” o “Pray for Them” comparten esquema e importancia lírica. El daño que nos hace el adoctrinamiento, la capacidad de empatizar con el sufrimiento a medida que nos hacemos adultos, o cómo buscamos el refugio y el perdón fácil en la religión, hacen de estos tres temas los más “serios” temáticamente hablando. Los amantes del Trashed (1994) también tendrán canción favorita, y es que ciertas partes de “Dangerous Animal” (si obviamos el estribillo) o de “Jini” (inmensos coros) nos rejuvenecen por momentos y nos recuerdan inevitablemente a ese señor discazo.

Para no dejar a nadie insatisfecho el grupo también hace un guiño a Resolve (2005) en la acelerada y patinadora “Dark Matter” (una de mis favoritas), mientras que “Fan Fiction” me recuerda a cualquiera de los proyectos paralelos al grupo que tiene Joey, especialmente a los grandes Bad Astronaut. Por último, y para cerrar este recorrido por el tiempo, Lagwagon escoge una versión; “Faithfully” de Journey, banda de rock creada en 1973 en San Francisco. Ese inicio vuelve a oler a tiempos pasados, preciosa adaptación para acabar un disco que al principio no me dijo mucho pero que fue ganando con las escuchas.

Conclusión: Lagwagon no ha querido mojarse y ha preferido tocar todos los palos. Esta jugada es arriesgada, puede que el álbum contente a todos por igual, o puede que aquellos que disfrutan con un estilo más marcado del grupo disfruten solamente el 50% del disco. Personalmente hablando, creo que esa variedad hace de Railer un trabajo ameno y divertido de escuchar, el cual recoge la esencia de Lagwagon con una voz que va flojeando debido a la edad.

Por cierto, otra de las acepciones de “railer” es un término negativo usado en Santa Bárbara para describir algo feo o una situación desagradable. Sea como sea, Railer, en este caso, es cualquier cosa menos esa.

 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019