MakeWar – Get it Together

No es un chiste, pero imaginaros a un venezolano, un colombiano y un americano que se juntan en Brooklyn para hacer la guerra a su manera: a base de punk rock, melodías y una pizca de hardcore latino que cada vez aporta un sabor y un sonido más rico en substancia. Estamos ante un disco que se digiere a la perfección, con un sabor combativo en sus letras y un toque picante en ciertos ritmos, pero que tiene como denominador común un sonido punk bien cocinado y mejor servido. Esto es Get it Together, esto es MakeWar.

Siendo un nostálgico confeso, no puedo pasar por alto cómo el inicio de “Hopeless Dreamers” me recuerda a The Ataris, hasta que una voz ronca y unos riffs potentes me despiertan y me traen a esta realidad llamada MakeWar. ¿Os gustan las melodías? – aquí las tenéis. Estamos ante un disco dinámico en el que lo mismo encontramos la paz y tranquilidad de algunas partes de “No Bones” como el tupatutupa de “No Excuses”. Lo mismo “sufrimos” con la preciosa y agobiante “Squeeze” y su estribillo que parece sacado del grunge más noventero como, segundos después, ardemos en deseos incontrolables de destrozar lo que se ponga por medio con el hardcore latino de “No Más”, un corte con una alto porcentaje lírico  en castellano que recuerda a Union 13. Y todo esto ha sucedido solo en la mitad del disco. Alucinante.

La segunda parte del disco continua siendo una montaña rusa de sonidos y subgéneros demostrando que la estructura del trabajo está perfectamente mimada y montada. Así  “American Football” nos traslada a Gainesville, a sus PBR’s y a su público que se deja la voz cantando temas como este. “Sails” vuelve a poner la tranquilidad no exenta de melodía, y demuestra que para que una canción te llene, no tiene porqué ir a la velocidad del rayo. Para eso ya está “Inmunda Realidad”, otro tema acelerado compuesto en un rabioso castellano donde el grupo combate el racismo existente en Estados Unidos: “Perseguidos, separados, estrujados, humillados, señalados, amenazados, juzgados, segregados. Es asfixiante toda esta mierda, me siento inhábil y destinado a fracasar”. Poco más se puede añadir.

Y así llegamos al que fue el primer single de este Get it Together, “Oh, Brother”, un tema que se abre paso entre prácticamente cualquier tipo de público, y que se convierte en una canción coreable que se instaura en tu cabeza y no sale de ella desde la primera escucha. Bonita y pegadiza. Pero a MakeWar aún le queda una bala reivindicativa en la recamara y se llama “Hands on the Tyrant”. Esta vez no tiran de castellano para dejar todo claro y que algunos no tengan excusas, aunque la lucha no entienda de idiomas. “Get it Together” hace los honores de poner título a este disco y de cerrarlo.

Voy a concluir de manera directa: Get it Together es tanto una de las sorpresas musicales del año, como uno de los mejores discos del curso. Está claro que Fat Mike tiene buen ojo (y mejor oído), y  que sabe por quién tiene que apostar. MakeWar es el claro ejemplo de la globalización hecha grupo, y este disco un compendio de orígenes e influencias que empastan a la perfección en un brillante referente musical. Ojalá se pasen por aquí algún día …

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019