Osker – Idle Will Kill (disco remember)

Fue allá por 1998 cuando Epitaph lanzó el tercer volumen de su mítica serie Punk-o-Rama, en el que junto a instituciones como Bad Religion, NOFX, Rancid o Pennywise, apareció un nuevo grupo que llamó de inmediato mi atención: Osker. El tema en cuestión era “Alright”, que después apareció en su disco debut del año 2000 Treatment 5 , un trabajo de puro punk-rock tan gamberro como divertido. Calaron tanto en mí que me declaré fan al momento. Pero fue al año siguiente cuando dieron la verdadera sorpresa, cuando publicaron su segundo álbum, Idle Will Kill , un disco mucho más personal y elaborado que su predecesor.

“I’m not gonna let myself be concerned with something so distant. Hold tight, and maybe I will survive. Hold tight, and maybe some part of me…”(Patience).

Desde su introducción “Patience”, un tema semi-acústico con acompañamiento de piano, van sucediéndose una tras otra canciones muy diferentes pero que encajan unas con otras a la perfección. Llama la atención la cuidada composición de los temas, y su sonido (tan diferente a su debut, e incluso a los demás grupos Californianos de la época) y sus arreglos, que lo hacen muy agradable y fácil de escuchar.

“I was the glue that held us together. I’ll be that fucking stitch forever. When you feel like there’s nothing left inside of you just remember I wanted something I could hold onto…”(Strangled)

La voz personal e inconfundible de Devon Williams nos lleva a través sus sentimientos: habla de pérdida, de soledad, de crecer… pero no desde un punto de vista triste (muy alejados del emo, por mucho que algunos los etiquetaran así en su día), sino que a esos temas les aplica una dosis de positivismo y de afán de superación, que hace que las canciones estén cargadas de energía. Es difícil pensar que esas canciones fueran escritas por unos chavales que apenas llegaban a los 20 años, porque tratan esos temas de una manera mucho más adulta, como si los hubiesen compuesto pasados los 30 mirando hacia aquellos días. Tal vez sea por eso que estoy enganchado a este disco más que nunca.

“It’s always the selfish who say that life is way too short. I’m not looking to get old, but I bet it’ll happen anyway.” (Kinetic).

“Patience”, “Strangled”, “Animal”, “Contention”, “Motienless”… así hasta llegar a “Anchor”, tema que cierra el disco y mi favorito personal. Disco que  cuando termina te queda la sensación de que has escuchado algo especial, grande, y solo quieres volver a ponerlo desde el principio para volver a sentir lo mismo. Así llevo yo 15 años…

_________________________

Desde CFFGPunk queremos dar las gracias a Mikel, amigo, lector y seguidor del blog, por compartir con nosotros su visión personal de uno de los discos que más le han marcado a lo largo de su vida. Te agradecemos mucho la colaboración y esperamos que hayas disfrutado escribiendo tanto como nosotros leyéndote. ¡Un placer amigo!

1 comment

  • Daniel E. Barrios Mendoza 03/17/2020

    Me siento exactamente igual cuando escucho este album. Lo bueno es que envejeces y sigue ajustandoce a como se desenvuelve tu vida. Sin duda alguna los escuchare hasta el ultimo día de vida.

    Reply

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2020