The Offspring – Ixnay on the Hombre (20 aniversario)

Nacer a la sombra del primogénito puede ser un handicap. Ser “el siguiente a” debe ser molesto. E intentar superar a la gallina de los huevos de oro, casi imposible. Y es a ese “casi” al que yo me aferro hoy en día. Veinte años después del nacimiento de este disco, aún sigo seguro de que Ixnay On The Hombre no solo siguió la estela de calidad de Smash, sino que también la superó. Sí, para mi, este es sin duda alguna el mejor disco que Offspring ha escrito y escribirá jamás. Llamadme raro.

“Si suena sarcástico, no te lo tomes en serio. Si suena peligroso, no intentes hacerlo en casa bajo ningún concepto. Y si te ofende, pues no lo escuches”.  Esta es la última frase de un “Disclaimer” que lleva sonando ya veinte años, y que resume la esencia de un disco que suele ser el gran olvidado dentro de la discografía de The Offspring. Smash (1994) rompió todos los moldes habidos y por haber y (gracias también a su coexistencia temporal con otras joyas de su género) marcó un antes y un después en el devenir del grupo. Americana (1998) llegó en el momento justo para encandilar a otra generación que se subió al tren del punk rock de los 90 en su último vagón. Pero en medio, entre dos momentos generacionales diferentes, quedó nuestro protagonista: Ixnay On The Hombre.

A partir de ese “Disclaimer” asistimos a una sucesión de temazos musicales que pusieron patas arriba mi adolescencia. Si a eso le sumamos que el videoclip de “All I Want” estaba presente en las pocas plataformas musicales del momento en modo bucle, hace que este disco ponga banda sonora a momentos tan dispares como el viaje de instituto a Mallorca, o las vacaciones familiares a Los Boliches (Málaga). Siempre con Ixnay On The Hombre de fondo, siempre meneando la cabeza de arriba a abajo. “The Meaning Of Life” me enseñó más que todos los profesores de ese año académico juntos. El inicio de “Mota” fue un invite a darse de leches incluso unas años después en el Potemkim salmantino.

“Cool To Hate” es una crítica directa a esos primeros haters que ya odiaban por odiar y que hoy en día se han perfeccionado. Todos sabemos quienes son. Mención a parte merece la tremenda “Gone Away”, un alarido de rabia por la pérdida de alguien querido que no necesita guitarras aceleradas ni tupatutupas, simplemente con su ritmo de medio tiempo pone la piel de gallina. Y esa guitarra, sí, esa guitarra. Saltándome algún que otro tema, llego a ese momento mágico, a ese relax titulado “Intermission”. Aún recuerdo la interpretación de este tema en el concierto de Madrid en 2001, en la cubierta de Leganés. Dos hombretones pasados de kilos con tutú rosa bailaron a su ritmo. Obviamente, inolvidable. Y justo después llega la perla del disco y mi canción favorita del grupo; “All I Want”, un tema autoritario tanto en letra como en música. Te digo lo que quiero directo y sin rodeos. Cuentan las malas lenguas que este tema fue escrito pensando en componer una canción al estilo Bad Religion, quizás por eso a mi me enamoró a la primera escucha.

Para ir acabando mi tributo a este gran disco, quiero hablar sobre “Don’t Pick It Up”, tema cabecera de un programa de radio musical local que me amenizaba las tardes de instituto, y también la canción más fiestera del disco. De todos es sabidos que en los últimos discos el grupo siempre ha incluido un tema más extravagante que el resto con dudosos resultados. Quizás aquí empezó todo, quizás “Don’t Pick It Up” fue el principio de esa costumbre y, a su vez, la mejor canción dentro de esta curiosa categoría. “Amazed” es un coqueteo con un sonido más metal, presente en los orígenes del grupo y rescatado en este tema para la ocasión, y “Change The World” es el ” to be continued” del disco, la puerta abierta a lo que estaba por llegar y un temazo con partes instrumentales que son de lo mejorcito que ha hecho el grupo.

Ixnay on the Hombre cumple 20 años, como muchos de los discos con los crecí. Quizás también mereciera una gira aniversario por parte del grupo, y quizás esta debería ser en salas pequeñas. Pero a buen seguro que esto solo ocurrirá en mis sueños. Aún así, The Offspring estarán visitándonos el próximo 29 de Julio dentro del cartel del Tsumani Xixón Festival. Tal vez allí podamos celebrar este importante aniversario.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2017