Your Name, ¿Cómo te llamas?

Kimi no Na wa (algo así como “¿cómo te llamas?) es una película de animación de origen japonés que ha encandilado tanto a crítica como al público. Dirigida y escrita por Makoto Shinkai, cuenta la historia de Mitsuha, una chica de campo, y Taki, un chico de Tokio. Ambos sueñan el uno con el otro y, en este surrealista proceso, se intercambian los cuerpos durante las horas que dura este sueño.

A pesar de una premisa tan infantiloide, Your Name tiene mucha más miga de lo que pueda parecer. Ambos protagonistas desarrollan un sistema para comunicarse el uno con el otro cuando están habitando el cuerpo contrario, para no cometer errores que más tarde puedan perjudicar al otro y su relación se vuelve cada vez más estrecha. Como telón de fondo de una historia de amor, se encuentra la ciencia ficción. Un cometa sobrevuela el planeta y su órbita atraviesa durante días el cielo de Tokio en el transcurso de la película. Y es esto lo que nos sustenta la parte más fantástica de la trama, la de que sus sueños tienen un poder que la ciencia no puede explicar. Una vez se acepta que los sueños y el estado onírico son la base de la historia, todo lo demás viene solo. Como en cualquier sueño del que se despierta, los protagonistas tienen que luchar, cuando llega la vigilia, para poder acordarse de lo que han soñado. Es decir, de la persona cuyo cuerpo han habitado y la frustración de no poder recordar, de que la memoria no es suficiente para retener por mucho que se quiera, porque así son los sueños, se nos olvidan aunque no queramos, pues ahí reside su esencia, se vuelve realmente angustiosa.


Your Name es una comedia romántica, y un drama como un castillo según se desarrolla. He de decir que me encanta como se sustenta sobre la idea de que el cometa afecta a la estructura del tiempo y el espacio y conecta a los dos protagonistas. Que además, físicamente, también conectan a través de un hilo rojo que Mitsuha anuda en su pelo cada mañana. Es más que conocida la leyenda nipona que dice que las personas que están destinadas a encontrarse están unidas entre sus meñiques con un hilo rojo. Esta fábula aparece de forma descarada en Your Name, que va más allá cuando compara el tejido de ese hilo y su trenzado con la estructura del tiempo y como se compone. Como casi todo el cine japonés, en definitiva, la historia y las leyendas del propio país cimientan las historias y las dota de un espesor reconfortante.

Pero, sin querer entrar en más detalles, he de decir que Your Name va mucho más lejos de lo que pensaba en un principio. También habla de descubrimiento, de aprendizaje, de solidaridad… y como ya he dicho, el propio género de la película va evolucionando según se desarrolla, haciendo al espectador zambullirse emocionalmente. Your Name sorprende, enternece, hace sonreír, emociona, asusta y acongoja.


Técnicamente hay que añadir que, evidentemente, una película de animación no es un género que de primeras interese al grueso del público occidental. Y más todavía cuando es animación japonesa, ni Pixar ni Disney. Sin embargo, la animación nipona lleva décadas demostrando ser un entretenimiento que no tiene por qué estar enfocado a niños o adolescentes necesariamente. Dejarse llevar por el hecho de que son “dibujos” es equivocarse rotundamente. Si bien es verdad que la trama principal de Your Name puede parecer orientada a un público joven, la factura final de la película hace que la pueda disfrutar cualquiera. El uso de las elipsis, la música, la belleza de los planos y por encima un desarrollo redondo de la trama la convierten en algo más que una “película de dibujos”, como tantas otras historias fascinantes que han sido contadas en clave de animación y que consiguen dejarnos sin aliento tanto a niños como a mayores.

Si Your Name ha sido la película mas taquillera de la historia en China y la cuarta mas taquillera en Japón, ya debería ser una señal a tener en cuenta de su calidad. No puedo decir mucho mas para convenceros de verla. A quien espere ver un producto a lo factoría Ghibli, como si fuera la única forma de hacer largometrajes de anime que se olvide, el realismo prima en Your Name, no hay monstruos fantásticos y leyendas que se hacen realidad, batallas épicas o dragones. A pesar de que hay momentos incluso un poco naifs, Your Name es un drama de ciencia ficción contado con delicadeza y sustentado en las tradiciones japonesas. Una narración preciosa y divertida que requiere de un espectador dispuesto a enternecerse.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2017