BEAR – Self-titled

Llega el frio y con ello el periodo de hibernación de la mayoría de los osos. Digo de la mayoría porque estos de BEAR han escogido octubre para dar su mayor muestra de vitalidad y presentar un disco homónimo que me ha pillado por sorpresa, haciendo que su rugir sea la banda sonora de cada una de las últimas mañanas. No hay nada como una bocanada de fuerza para empezar el día.

BEAR son un trio de Simi Valley (California) que pertenecen al sello Felony Records. Su punk rock de voz rasgada y fuerza extrema recuerda a veces a unos Hot Water Music si estos decidieran adoptar los ritmos y las cadencias de Strike Anwyhere. Como carta de presentación, no está nada mal, ¿verdad?. Este larga duración consta de nueve temas, algunos de los cuales ya habían sido incluidos en un previo Ep que vio la luz hace tiempo. La “Intro” del disco está cuidada al máximo. Aún siendo instrumental, hace que te quedes paralizado, atento, en guardia. Hace que decidas no moverte esperando a ese Oso que es probable que aparezca y destroce todo. “Tales of Goverment Fuck Ups” es una tímida incursión, el oso aparece pero de manera “pausada”, no decide atacar aún. Un medio tiempo que nos presenta una voz alucinante y unas cargas políticas que van a estar presentes en prácticamente todo los temas.

El disco estalla (y te conquista de golpe) con “Anytown, USA”, el primer zarpazo de punk rock seco y directo que pegan los californianos. Como dije anteriormente, si os gustan Strike Anywhere o Anti-Flag, aquí tenéis vuestro nuevo grupo. Justo después,y habiendo sido tocados por el primer ataque, llega el mejor tema del álbum “Ready or Not”. Alucinante su ritmo, sus momentos de tupatutupa y su energía. Muchos de los dinosaurios que tenemos consagrados dentro del estilo pagarían por poder hacer un tema así. Ya quisiera el oso polar de Millencolin ser así. Estoy seguro. Una vez que BEAR nos han desarmado con su sonido, tiene lógica que aparezca un tema titulado “Mision Accomplished” que dota al trabajo de un nuevo suspiro (dentro de lo que cabe).

“Students and Shareholders” abre la segunda parte del disco. No penséis que la voz (aún siendo increíble para el género) eclipsa los instrumentos. La calidad de las guitarras, el bajo y la velocidad de la batería quedan patentes en todas y cada una de las canciones. Cambios de ritmo y momentos de locura se intercalan de maravilla. En este tema tenemos un coro que me recuerda por momentos a Off With Their Heads o Iron Chic. “Ala Mode” nos ofrece un ritmo mucho más “pop”, divertido y alegre. Si sigo buscando referencias, en este tema encuentro The Decline (incluso por la temática de la letra) o Hit the Switch. El disco acaba con “To Quote the FDR” y con “The Scape”. La primera hace referencia a Roosevelt y sus políticas de economía, mientras que la última retoma de manera muy inteligente la base instrumental de la intro que abría el disco para cerrar el círculo. El oso vuelve a retirarse poco a poco tras un ataque en el que a todos nos ha ganado.

Conclusión: no creo que muchos/muchas conocierais esta banda. Yo tampoco. Sin embargo, fue darle una escucha y saber que había que escribir sobre ellos. Este es un señor disco para seguidores de todos los grupos que ido mencionando a lo largo de la reseña. Y esa es quizás su clave, aunar a distintos públicos de distintos subgéneros. Dadles una oportunidad y (seguramente) BEAR os devolverá el favor en forma de buen zarpazo de punk rock.

 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2017