Strawberry Hardcore @ Wurlitzer Ballroom (Madrid)

¡Demonios y demonias!, ¿quién me iba a decir que después de tanto tiempo iba a estar aquí escribiendo una crónica de un concierto de Strawberry Hardcore?. Y es que, aunque haga meses que no llueve, mucho ha llovido desde la última vez que los vi, tanto que jamás pensé en volver a verlos. Quizás por eso, por pillarnos a muchos por sorpresa, el ambiente que se respiraba en la Wurli el sábado pasado era de fiesta y de ganas de disfrutar del que, esperemos, no sea el último concierto del grupo.

Yo siempre he sido de Strawberry Hardcore. Def con Dos, sí, pero más Strawberry. Imagino que pertenezco a un pequeño porcentaje, pero un porcentaje que el sábado pasado demostró disfrutar de lo lindo con el grupo “pequeño” de César. No hubo teloneros, ni falta que hizo. Los allí presentes estábamos unidos por la misma causa y queríamos escuchar los mismos temas que, a buen seguro, nos unían sin ni siquiera conocernos. La sala presentaba un aspecto perfecto, y se podía disfrutar del concierto ya fuera estando en primera fila o atrás tranquilamente. Esta vez (cosa rara últimamente en mi ) opté por hacerlo en las primeras filas. La ocasión lo merecía.

La calma y tranquilidad de un público con tablas antes del concierto era gratificante. Gente echándose sus cervezas sin agobios, sin ansias, esperando a que esa calma se viera rota por la aparición del grupo. Y así fue. En el momento en el que sonaron los primeros acordes de “La Gran Comedia”, las primeras filas se transformaron en un ir y venir de saltos, puños en altos, empujones y disfrute. “Lo que Nadie Sabe de Mi” y “Voy con la Cabeza en la Mano” también sonaron en el primer bloque. El grupo estaba disfrutando tanto o más que su fiel público. Amagos de Stage Diving y cerveza que nos duchaba a todos. Gratis, cosa que es de agradecer.

El concierto transcurría a una velocidad propia de algo que se disfruta y que no se quiere que acabe. “Lo que me de la Gana” encendió la mecha para que “Desde mi Pecera” tuviera el honor de anteceder al que, para mi, es uno de los mayores temazos del grupo; “Ya no Hay Olas en Mundaka”. Coreada como pocas y querida por muchos. La retahíla de hits del grupo parecía no tener fin “La Vida no me Contrata”, “No Cuenting”, “Los 400 Golpes” … y así hasta llegar a “Bebe, Fuma y Folla” a la cual César tuvo a bien cambiar el título por “Bebe, Fuma y lo que te se pueda” y el público cantó hasta quedarse afónico. Sin embargo, aún había tiempo para más. Para mucho más. El bloque con el que grupo cerró antes de los bises fue uno de los mejores del concierto; “Cerveza y Pecado”, “Perdido en Silent Hill” y “Todos Vamos a Morir”. Estamos hablando de unos ocho – diez minutos donde la sala lo dio todo. Alucinante.

Entre los bises, “No al más Allá”, “Una Mala Historia” y “Sexo Chungo” hicieron las delicias de todos los allí presentes. En total unas veinticinco canciones que hicieron un largo recorrido por su discografía y un setlist al que solo pongo una pega: que no tocaran “La Perla Peruana”, quizás mi canción favorita del grupo y, por lo que pude ver según se pedía, la de algún que otro seguidor más.

Resumiendo: conciertazo de uno de los grupos que más cariño tengo de la escena estatal. Todo un lujo poder volver a verlos después de tanto tiempo y poder corear sus canciones en una sala llena y con un público entregado. No sé si estuvisteis presentes o no, pero este era, sin lugar a dudas, el mejor plan para el sábado pasado. Y lo sería para el siguiente si volvieran a tocar … ¡A ver si os animáis Strawberry Hardcore!

1 comment

  • Xabier 11/30/2017

    ¡¡Comparto totalmente la crónica del concierto!!
    Según el setlist que pude fotografiar, en el bis tocaron “Una mala historia”, las nuevas “No al más allá”, “guarros”, “Ernesto” y “Sexo chungo”, y terminaron con “Mártires del rock”.

    Reply

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2017