No Fun at All + Satanic Surfers + Adrenalized @ Sala Copérnico (Madrid)

Para muchos, las cosas más típicas de Suecia son las kottbullar, el glögg o Ikea. Para nosotros, son Satanic Surfers y No Fun at All. Poder disfrutar de ambas bandas juntas en la misma velada, con el añadido (de lujo) de Adrenalized, hacía que el concierto del pasado jueves en la sala Copérnico fuera una cita marcada en rojo en el calendario. Y la verdad es que la ocasión no defraudó y todo estuvo a la altura: bandas, público y sala.

A veces (bastantes) me preguntan si no me canso de ir a conciertos con la edad que tengo. A veces (muy pocas) me planteo yo esa pregunta. Siempre llego a la misma conclusión: NO. Citas como las del pasado jueves son razones de peso para seguir amando a grupos que despuntaron en los 90s. ¿Cómo voy a cansarme yo si no lo hacen ellos sobre las tablas?. Y es que tanto Satanic Surfers como No Fun At All están más frescos que una lechuga. Ambos grupos tienen en el horizonte cercano nuevos discos de estudio, y las dos bandas gozan de un directo repleto de energía y experiencia, ¿qué más se puede pedir?.

El temprano horario de apertura/comienzo del primer grupo hizo que me perdiera a unos Adrenalized que me encantan. Por suerte, mi compañero Roberto estuvo presente en su actuación y puede opinar sobre ella: “No soy, ni nunca he sido un gran seguidor del denominado “melodic fast punk”, pero cuando he tenido la oportunidad de ver el directo que tienen los donostiarras, mezclando punk y metal con esa precisión, técnica y velocidad frenética y desprendiendo energía en forma de riffs, entiendo perfectamente por qué estos tíos giran por todo el mundo, con las mejores bandas, en los mejores festivales y venden álbumes en las tiendas de discos más importantes. Son realmente buenos. Su set, que nos dejó a todos con ganas de mucho más, acabó en lo más alto con los tres últimos temas de su Tales Of The Last Generation: “When The Screaming Began”, “Crawling In The Ashes” y la canción homónima al disco. Para mí, Adrenalized fueron la sorpresa de la noche, y no por esperarme poco de ellos, al contrario, fue porque una vez más volvieron a sorprenderme. Y no parece que vayan a dejar de hacerlo.”

Adrelanized (foro por Roberto Parodi)

Adrenalized (foto por Roberto Parodi)

Yo llegue unos minutos antes de que Rodrigo y los suyos salieran a la palestra. Abrieron con “Egocentric”, y el ambiente era perfecto. Sala prácticamente llena, con una media de edad de 30 años y con ganas de escuchar temas de toda la vida. Sin embargo, el grupo aprovechó la ocasión para presentar algunos temas nuevos, entre los que destacó “The Usurper”. Por lo demás, clásico tras clásico desde “U+I R 1”, pasando por “Hero of our Time” , y llegando a “PC= Potencial Criminal”. El público se cantaba todas y cada una de las canciones mientras el grupo disfrutaba sobre el escenario. La fama que tienen Rodrigo de parado puede que sea un sambenito del que no se pueda desprender, pero no es cierto. Al menos últimamente. Volvieron a tocar “Treaty and the Bridge” y yo volví a disfrutarla como siempre. Es una de mis favoritas. El tiempo volaba (al igual que los asistentes de las primeras filas haciendo stage diving) y así sonaron “…And the Cheese Fell Down”, “Don’t Skate on my Ramp” y la gran “Head under Water”. El cierre estuvo a cargo de “Good Morning”. Segunda juventud para uno de los buques insignia del skate punk europeo. Conciertazo.

Satanic Surfers (foto por Roberto Parodi)

Satanic Surfers (foto por Roberto Parodi)

Tras la pausa (y la cerveza) de rigor, llegó el turno de No Fun At All. Mucho se habla de grupos como Bad Religion, Nofx o Pennysiwe. De su largo recorrido y de su gran directo. Pero poco se tiene en cuenta a estos suecos que, con un largo recorrido, están un punto por encima de energía que el resto en sus directos. Alucinantes. Si hubiera quinielas en esto del punk rock, No Fun At All siempre serían mi apuesta ganadora. Nunca, y digo nunca, fallan. Si el concierto empieza con “Believers”, “Suicide Machine” y “Mine My Mind”, ¿qué más puedo decir?.  La sala estaba entregada y la comunión grupo – público era perfecta. En el siguiente bloque sonaron “Growing Old”, “Should Have Known” y la gran “Lose Another Friend”. “In a Rhyme” o “I Have Seen” también volvieron locos al personal. La energía del grupo parece inagotable y la tranquilidad con la que hacen lo que hacen, sorprende. Tranquilidad que se vio rota con “Out of Bounds” y “Catch me Running Round”, donde aparecieron tímidos (pero efectivos) circle pits. Los bises fueron “Beat ‘em Down” y ” I Won’t Believe in You” entre otros, y la traca final estuvo formada por “Where’s the Truth” y “Master Celebrator”. Perfecto aunque con un pero … hace mucho que no escucho “Second Best”.

No Fun At All (foto por Roberto Parodi)

No Fun At All (foto por Roberto Parodi)

El pasado jueves fue una de las noches más gélidas del invierno en la capital. El tiempo quiso que la invasión sueca se sintiera como en casa, pero el calor de un público entregado en cada concierto y en cada canción hizo que acabáramos en manga corta. Gran concierto de unos grupos que son valor seguro y es que, una vez que Satanic Surfers y No Fun At All presenten sus nuevos trabajos, se van a casar de aparecer en todo festival de nivel que se precie. Verlos en sala, es un lujo que hay que aprovechar y disfrutar, aunque sea por quincuagésima vez.

_____________________

Desde CFFG Punk queremos dar, una vez más, las gracias a Roberto por cedernos sus fotos para ilustrar nuestra reseña. No debéis dejar de pasar por su facebook y por su flickr para ver las impresionantes fotos a todo color que hace. Gran trabajo digno de ver. ¡Muchas gracias Robbie!.

 

 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2018