Much The Same – Survive (Disco Remember)

Much The Same no son más de lo mismo. Al menos para mi. No desde aquella noche de marzo de 2007 cuando tuve la suerte de comprobar que, además de un grupo altamente recomendable, sus integrantes son personas alucinantes. Survive no es un disco cualquiera, es una de las últimas joyas de un hardcore melódico directo y sin tecnicismos ni tappings, ese que va de la mano del punk rock y que, incluso, tiene algún que otro coro más hardcoreta. Pero vayamos por partes.

Survive es un disco que se deja querer, que se instala en tu lista de favoritos y que, no importa cuanto tiempo pase sin que lo hayas escuchado, el reencuentro siempre es algo maravilloso. Es como aquel amigo del alma que vive lejos y que, aunque no hables con él a diario, o no lo veas, sabes que cuando coincidáis todo sera igual: perfecto. Todos y cada uno de los temas del disco tienen algo que les hace indispensables para un amante del melódico: esa (perfecta) voz de Gunner, la guitarra de Dan, el bajo de Franky y (en su día) la batería acelerada de Jevin. Cuatro músicos normales y corrientes, cercanos, e incluso altamente agradecidos por todo, siempre. Cuatro amigos.

El inicio potente de “The Greatest Betrayal” abre un poco más de media hora de música celestial para nuestros oídos. Es uno de los temas más directos y con más rabia del disco pero no representa el sonido real (al menos el que yo concibo) del grupo. Por el contrario, “American Idle” y “Gut Shot” ya descubren las cartas ganadoras y arramplan con todo. Cumplen con lo que deben cumplir para alcanzar la perfección dentro del género. Y eso es muy complicado. Cambios de ritmo, medio tiempos melódicos, coros celestiales y letras sinceras y humildes. ¿Más de lo mismo? – ni de coña.

Complicada tarea esa de resaltar alguna canción por encima de otra, estoy seguro que cada uno y cada una de vosotras tendrá las suyas, pero puestos a intentarlo, ¿qué me decís de la dupla “For Those Left Behind” / “Living A Lie”?. Ese contraste entre un medio tiempo per-fec-to, y una enrabietada bofetada de realidad. El grupo demuestra que puede moverse perfectamente en ambos registros. También son capaces de defender la escena y lo que hacen (en la primera), y de luchar por la importancia de ser uno mismo (en la segunda.  Justo después llega la inmensa “Stitches”, un himno generacional compartido por todos aquellos que tuvimos la suerte de conocer al grupo en su momento. Su letra, su melodía  y su increíble punteo a mitad de canción, hacen que esta sea la canción “diez” del disco (aunque numéricamente sea la nueve).

Survive acaba con fuerza. “Wrecking Ball” es un corte motivador (dotado de alta carga PMA) con el que me he dejado la voz (y la cabeza) miles de veces.  Su última estrofa es capaz de ponerme la piel de gallina y de hacer que considere este como mi tema favorito. “Picking Up The Shattered Pieces” tuvo el honor de ser “la última canción del grupo” hasta la llegada de “Seasons Change” una alucinante cara B de este disco que parece mentira que no logrará hacerse un hueco en este álbum. Eso muestra el nivel de nuestro amado Survive. Un nivel que hace que este disco se haya convertido en un álbum de culto. Much The Same fueron el rayo de luz que aportó claridad a un género que andaba renqueante tras haber tocado techo a finales de los 90s/ principios del 2000. Survive fue (y es) el árbol verde que sobrevivía entre el asfalto. Y sus cuatro miembros  son un ejemplo de humildad y de cercanía. Ojalá muchos otros grupos fueran como ellos. Gracias por todo amigos.

______________________

Esta reseña va dedicada a Dan(o). Desde CFFG Punk te mandamos mucha fuerza y mucho ánimo. Estás presente en nuestro día a día, y esperamos verte (veros) pronto por aquí, haciendo lo que m´s os (nos) gusta: tocando en directo. Un abrazo grande y ¡a por todas!.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2018