Los Inductores – 13

13 es el primer larga duración de Los Inductores, una joven banda madrileña que, aunque lleva desde 2015 en activo, ha empezado a sonar a habitual en las salas de la capital desde este nuevo lanzamiento. En lo que va de año, yo ya he tenido la oportunidad de verlos en directo dos veces; la primera abriendo para The Baboon Show, y la segunda haciendo lo propio para Fails! y No Nipples. Si os gusta el punk rock, el sonido garage, y el rock and roll, seguid leyendo.

Los Inductores son un power trio que une el sonido alternativo y subterfuge de grupos como Dr. Explision con el  punk rock acelerado de New Bomb Turks y con la irreverente actitud de los Dwarves. Sus letras son un fiel reflejo de la actualidad más cercana, siempre tratada de esa manera directa y sin pelos en la lengua. Lo mismo se escribe una canción sobre los recursos que tienen ciudades poco visitadas para recibir turistas (“Strippers en Teruel”), que se compone un tema debatiendo sobre la gran dicotomía de la comida basura; “Whopper vs Big Mac”. Siempre usando una batería agresiva, unas guitarras afiladas con unos solos puntiagudos y unas rimas sencillas pero efectivas.

Las ya no tan nuevas tecnologías aparecen en “Asesino del Fesibuk” y en “Mi Chica del Badoo”. Los Inductores tocan temas tan cercanos y tan a la orden del día que hace que aquellos que escuchan sus canciones se sientan identificados con la banda a la primera escucha. El más claro ejemplo de lo aquí expuesto es “Ramón de Pitis”, un tributo a uno de los personajes más entrañables que ha dado la pequeña pantalla en los últimos años. Todo un acierto. Imposible no esbozar una sonrisa al escuchar los riffs, la intro y la outro de la misma. Riffs que no siempre se repiten. Un ejemplo de las diferentes influencias del grupo es “Solo Compro en Mercadona”, tema que rebosa un sonido mucho más rock que unas guitarras que son toda una delicia. Si seguimos por este camino, nos vamos a encontrar una declaración de intenciones: “L.E.M.M.Y.” otro tributo esta vez, seguramente, al líder caído de una de las bandas predilectas de Los Inductores.

Sin embargo, como dije anteriormente, el punk rock también está presente en este álbum. Quizás sea en la última parte del disco donde aparezcan esos ritmos que tanto nos gustan. “Ya Nadie se Llama Jose Luís” es una oda al pasado y al cambio de costumbres que estamos viviendo en la actualidad. Los cambios que la banda canta pueden producir una extraña sensación entre nostalgia y alivio. Eso ya depende de cada uno. “No Me Fío ni de mi Sombra” es una de las canciones más potentes y con uno de los mejores puntos de este 13. Casi nada. Y así llegamos a la ¿sarcástica? “Esto sí es una Canción Punk”, divertida, punkrockera y … crítica. Un acierto total el juego de dos veces con la incorporación de la voz de Sara (batería). Este tema huele a crítica a todos aquellos que quieren etiquetar el sonido de los demás y equipararlo a cánones estéticos y referencias demasiado manidas (y a veces hasta pasadas de modas). Al fin y al cabo, no hay nada más punki que ser uno mismo y pasar del qué dirán. Temazo.

Conclusión: Los Inductores han evolucionado en estos tres años de vida. Su sonido, su producción y su puesta en escena también. Si os gustan las letras cercanas, las ritmos salidos del garage, y los grupos sin trampa ni cartón, tenéis nueva banda. 13 es un disco fresco, divertido y directo que se escucha del tirón y deja con ganas de más (quizás podría haberse llamado diecisiete y nos habrían regalado cuatro temas más … ). Por último, recordaros que ha llegado el momento de que Los Inductores pasen a ser cabeza de cartel y presenten este 13 como se merece. Será el próximo día 22 en la Sala Maravillas junto con Speedyfun. Si queréis mover el esqueleto ya sabéis donde tenéis que ir.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2018