Vigilante Gitano – Frío en los Tobillos

Vigilante Gitano, ese supergrupo estatal con integrantes de bandas  tan remarcables para la escena como ddt, Von G.R.A.P.A o Thee Suckin’ Dicks o, están de vuelta. Acaban de lanzar su primer Lp, Frío en los Tobillos, faltando así a sus ideas y principios en los que aseguraban que no se veían capaces de lanzar todo un larga duración. Bien por ellos, yo personalmente celebro el lanzamiento de estos treces cortes necesarios se miren por donde se miren. Equivocarse es de sabios. Incluso los payos lo hacemos.

Frío en los Tobillos es, hasta la fecha, la mayor obra que el grupo ha tenido que vigilar. Un curro largo, de más responsabilidad, pero a la vez, con unos mayores beneficios: a más temas, mayor diversión. Su estilo sigue intacto, todas esas influencias del punk de los 70, de la época en la que conseguir vinilos de punk de U.K. era oro y de los días de las chupas D.I.Y.,  siguen intactas. Su sonido, cada vez más pulido, toca varios palos incluyendo incluso algún medio tiempo bordado a la perfección que se convierte en la estrella inesperada del trabajo. Y es que “Descompresión” me parece toda una joya. Ese sonido agrio/melancólico de la voz juntándose con la guitarra consigue que la letra de la canción tome aún mayor importancia. De diez.

Justo como mandan los cánones del género, Vigilante Gitano no dejan tírete con cabeza en este Lp. El grupo no piensa dejar que en su obra entren amenazas tan marcadas como los seguratas y su ego injustificado (“Guarda Jurado”), los nuevos sabios y predicadores que copan horas y horas de televisión sin aportar nada a nadie (“Tertuliano”), y por su puesto, los enemigos públicos numero uno: los hipsters. Ellos son los que reciben mayores palos cuando asoman sus dientes por los aledaños del espacio protegido por Vigilante Gitano. Para empezar, el título del disco, Frío en los Tobillos, bien puede ir dedicado a esos y esas que en pleno diciembre alardean de sus tarsus al aire libre. Un gesto inofensivo y simple que demuestra la estupidez del ser humano. “Hipster, Cállate los Dientes” es, obviamente, otro palo contra esos que inventan expresiones cool. Pero no queda aquí la cosa, el grupo muestra toda su rabia en “El Señor Mayor que Tomaba Manhattans y Birra sin Gas”  para dejar claro una cosa: Leonard Cohen es un moñas.

También cabe destacar “Bloqueo en el Chakra Cuatro” y “Derrumbe” tema que incluye la que, para mi, es la mejor frase de todo el disco: “tal vez sea verdad pero contado por quien no confías”. Cierto es que confiar en unos tipos como Vigilate Gitano puede ser tarea complicada, al menos a priori, pero eso no quiere decir que todo lo que cantan en este Frío en los Tobillos sea cierto. Aunque duela. Aunque nos duela.

Que la sociedad avanza y los tiempos cambian no es algo nuevo. Que el progreso no siempre es positivo, tampoco. Existen miles de avances en cuanto al campo de la seguridad, pero amigos, todos sabemos que una obra vigilada por un gitano no se toca. ¿Por qué cambiar lo que funciona?. Vigilante Gitano están de vuelta (haciendo lo que siempre se les ha dado bien) y yo lo voy a celebrar con un poquito de Baron Dandy.

 

 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2018