Quimera Fest ’18 @ Almussafes (Valencia)

Una vez más (y ya van unas cuantas) tuvimos la suerte (y el placer) de poder desplazarnos a Almussafes para disfrutar de uno de los festivales que más cariño tenemos: el Quimera Fest. Con las mismas premisas y el mismo compromiso, el Quimera repetía en un enclave perfecto para pasar un día de música, amigos y convivencia. Todo esto macerado con el respeto, la integridad y la multicultiradad llevado al máximo exponente y sin ánimo de lucro.

En esta ocasión el festival pasó a ser de carácter diurno, marcando el comienzo del mismo a las 10:30 de la mañana y el fin sobre las 00:00 de la noche. Eso fue un pequeño impedimento para los que viajamos de fuera ya que, por causas de horario, nos perdimos parte del concurso de skate, las Escuela de rock para lo más pequeño y los primeros grupos Ansiedad, Novus Ordus y Disaster Jacks. Pedimos perdón desde aquí públicamente, pero nos fue matemáticamente imposible llegar antes.

Cuando llegamos al entrañable recinto del festival el calor golpeaba de lo lindo pero también es cierto que si echabas un vistazo a las zonas de sombra, el público ya estaba respondiendo. Zona de Food Trucks, barras con gente (y precios) majísimos y buen rollo. Tras montar nuestro humilde stand, Misiva hicieron acto de presencia. Gran concierto el de unos asturianos a los que el calor golpeaba en lo alto del escenario pero no les quitaba las ganas de punk rock y de bromear. El asturiano (cómo suena entre guitarras y baterías aceleradas) conquistó Valencia y de qué manera. El grupo tocó temas de su último trabajo En Pie de Xera (2017) y algunos de sus primeros hits como “Foriatu na Mia Ciudá”. También tuvieron tiempo para hacer un par de versiones adaptadas al asturiano; “Penguins and Polarbears” de Millencolin, y “21st Century Digital Boy” de los grandes Bad Religion. Conciertazo.

Misiva (Foto por Antonio Linoleum)

Misiva (Foto por Antonio Linoleum)

Tras los asturianos, llegó el turno de los mallorquines. Fast Food Society disfruta tocando en la península y eso se nota. Quizás un poco más aclimatados al sol que Misiva, Sebas y los suyos llenaron el escenario de actitud y un punk rock con letras inteligentes y cambios de ritmo acordes a su estilo. Sus músicos tienen tablas y la calidad de la banda no deja a nadie indiferente. Nuking Candyland, su último de Ep, suena de maravilla en directo, y estamos ansiosos de más temas y más visitas. Espero que la próxima sea en Madrid. Que el grupo mama de Propagandhi es algo que simplemente sirve como etiqueta, no os los perdáis si tenéis la oportunidad de verlos.

Fast Food Society (Foto por Antonio Linoleum)

Fast Food Society (Foto por Antonio Linoleum)

Mi compañero de batallas, Diego, tomó el relevo y me dejó “tomar un poco el fresco” en el stand para disfrutar en primeras filas de Milenrama. Aquí sus impresiones: “cuando creíamos que el sol no podía hacer más daño, Milenrama salieron para avivar las llamaradas. El bagaje musical de la banda es tremendo, y la experiencia de los cientos de conciertos que llevan a sus espaldas florece cada vez que tenemos la oportunidad de ver su directo. Aunque sufrieron, disfrutaron… y contagiaron de rabia con cada acorde, y llenaron de sonrisas su apuesta sincera y cercana por un punk rock lleno de Corazón y Actitud. “Guerra Oculta”, “Poble Rebel”, “Libre y sin ti” son algunas de las recién llegadas que resuenan aún entre los árboles del parque. Y si también recurren a otras más viejas, como “Falsa impotencia” o “Vive libre“, el otoño se torna primavera en nuestra revolución interna”. Totalmente de acuerdo, Diego.

Milenrama (Foto por Diego Sting)

Milenrama (Foto por Diego Sting)

A eso de las 18:00 de la tarde, y con la seguridad que les da jugar en casa, Kill the President volvían al mismo sitio un año después. La actitud del grupo es impresionante y sus cuatro componentes se vacían en el escenario, disfrutando de lo que hacen y haciendo disfrutar a todas y todos. Sus temas son ya himnos del melódico de este país: “Kids Liberty”, “Citizens” o “Fight ‘em All” forman parte de nuestra banda sonora. Estoy deseando que saquen nuevo material y que se pateen todo el territorio nacional dejando claro que aquí hay mucho nivel. Peris, Axel, Alvaro y Davidet, muchas gracias por todo, os queremos.

Kill The President (Foto por Antonio Linoleum)

Kill The President (Foto por Antonio Linoleum)

Llegó el momento del único grupo internacional del cartel: Petrol Girls. Los británicos repetían fecha en Almussafes tras el concierto que dieron la noche anterior en la capital. Su punk rock /hardcore feminista suena mucho más potente aún en directo. Con su Ep The Future is Dark (2018) calentito, el grupo dejo boquiabiertos a los presentes con la fuerza representada exponencialmente en Rea Aldridge, cantante de la banda. Temas como “Restless” o “False Pierce” te trasladan a un hardcore de la costa este puro y duro, acompañado con melodías diferenciadas. Uno de los momentos más emotivos del concierto fue “Touch Me Again”, un temazo que deja los puntos sobre las íes acerca de la codificación de los mujeres. Alucinante tema y speech previo de Rea.

Petrol Girls (Foto por Antonio Linoleum)

Petrol Girls (Foto por Antonio Linoleum)

La variedad en el cartel es uno de los puntos fuertes del Quimera: música para todos, y dentro de esa variedad Prozak Soup no dejó a nadie indiferente. Su mezcla de bases, sus instrumentos rasgados en directo y sus voces que juegan con una mezcla entre hip hop, hardcore y melodía levantaron al personal. Si fueron capaces de hacerlo aún con la luz del día, no quiero imaginarme qué habría pasado si hubiesen sido los encargados de cerrar la fiesta. Gafas de sol y a bailar y botar.

Prozak Soup (Foto por Antonio Linoleum)

Los encargados de abrir la noche, y con ellos una temperatura (a priori) más agradable fueron Blowfuse. Empezar su concierto con “Ripping Out” fue toda una declaración de intenciones. La espiral devoró a todos los presentes y los revolvió a modo de pocos, saltos e incluso del ya tradicional crowdsurfing de Ale y su tabla de skate. Ambiente espectacular para un directo potente y con actitud que alcanzó su clímax con “Behind the Wall”. Blowfuse son un seguro de vida en cualquier festival del género que se precie, y esperamos que eso o cambie y podamos disfrutar de ellos una y mil veces más.

Blowfuse (Foto por Antonio Linoleum)

Blowfuse (Foto por Antonio Linoleum)

Y así llegamos a uno de los momentos que más esperaba personalmente; el concierto de Strawberry Hardcore. Los he visto bastante veces, pero esta iba a ser la primera vez en un festival y al aire libre. Quizás el grupo se desenvuelve mejor en salas pequeñas que en escenarios abiertos, pero la calidad, la diversión y las ganas están presentes en ambos contextos. El grupo empezó fuerte con “La Gran Comedia”, “Lo que Nadie Sabe” y “Un Sabadete”. El público estaba entregado y la conexión entre los speechs de César y el público era total. “La Vida no me Contrata”, “Los 400 Golpes” o “Cerveza y Pecado” hicieron cantar a todos los allí presentes. El broche de oro, como no podía ser de otra forma, lo puso el tema encargado de cerrar el concierto: “Perdido en Silent Hill”. Eché de menos algún que otro tema, pero para la próxima.

Strawberry Hardcore (Foto por Antonio Linoleum)

Strawberry Hardcore (Foto por Antonio Linoleum)

Diego es un apasionado de Rudy Pride, y de nuevo, desde las primeras filas disfrutó de un concierto potente y alucinante. El éxito internacional de la banda no es casualidad. Esto es lo que mi compañero opina sobre el concierto del pasado sábado: Rude Pride son un torbellino arrasador cada vez que se cuelgan los instrumentos, y en Almussafes lo volvieron a demostrar. Siendo una banda de construcciones sencillas, adornan cada directo con garra y pasión, y demuestran una calidad a la que nunca terminamos de acostumbrarnos. “Outta my Way“, “Flag on Fire” y alguna más antigua como “My Way of Life” se intercalaron entre la mayoría de canciones de su reciente Take At It Comes, desatando la locura entre un público totalmente entregado a la burbuja en la que la banda madrileña consigue meterte”.

Rude Pride (Foto por Antonio Linoleum)

Rude Pride (Foto por Antonio Linoleum)

Tras un largo de día de fotos, entrevistas, conciertos, risas, cervezas y charlas intentando cambiar el mundo y la escena, llegó el momento de Albuferians, quienes pusieron algo de pausa (en el buen sentido) a unas horas completamente frenéticas. Música ska, folk y chill out para disfrutar de una sección de viento de lo más interesante, de sus teclados, sus guitarras… Todos sus integrantes llenaban el escenario físicamente a la vez que el buen rollo y los bailes se multiplicaban en la zona del público. Diversión y variedad. Gran acierto.

Albuferians (Foto por Antonio Linoleum)

Albuferians (Foto por Antonio Linoleum)

_________________________

Un año más nos volvemos de Valencia con una sonrisa en la cara. Una sonrisa por poder ser parte (pequeñita) de un festival en el que creemos. Una sonrisa por todos los amigos con los que pudimos compartir la jornada, y una sonrisa por unos grupos que se vaciaron en el escenario a mas de 35 grados. Queremos agradecer una y otra vez a Peris, Axel y Davidet por el trato que nos dan y por cómo se lo curran. Seguid así, estáis haciendo algo grande. También damos las gracias a todas y todos los que os pasasteis por el stand a tomaros algo con nosotros, a charlar o simplemente a interesaros y pillar pegatinas. Dicen que no hay dos sin tres … ya falta menos para el Quimera fest 19.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2018