CRIM – Pare Nostre que Esteu a l’ Infern

CRIM son una apisonadora. Arrasan con todo. Van demoliendo metas e hitos a un ritmo que rebosa un punk rock que todo lo puede, y van pisando fuerte, firme y sobre seguro. Pare Nostre que Esteu l’ Infern es la última marcha de esta máquina de hacer temazos. Es también su tercer larga duración en apenas tres años,  demostrándonos que para triunfar no es necesario renunciar a tus ideales o a tu pasión, ni que tampoco hace falta cambiar tu manera de ser en el camino hacia el éxito. Eso les hace aún mas grandes.

“Potser No Hi Ha Final” y sus guitarras ya suenan a CRIM. Esto puede ser interpretado como una obviedad, pero yo lo entiendo como un éxito: el grupo ha conseguido un sonido propio que ha sido capaz de traspasar fronteras y eso, hoy en día está al alcance de muy pocos. CRIM ya tienen denominación de origen y temas como “Caiuguda Lliure” o “Ullas de Llest” tienen reminiscencias de aquel (tan lejano en perspectiva pero tan cercano en tiempo) disco homónimo del 2015. Y es que, si echamos la vista atrás parece que el grupo lleve toda una vida con nosotros, pero la velocidad con la que todo ha sucedido en estos tres años es alucinante. “Quan Tornin les Sirenes” y “La Puta Copa del Rei”  son dos temas a tener en cuenta dentro del conjunto del disco. La primera tiene una parte final con unos coros y una letra que pone el vello de punta, mientras que la segunda toca un tema que (prácticamente) año tras año está en boca de muchos. Otra de mis favoritas del disco.

El tema que da título a este trabajo , “Pare Nostre que Esteu a l’infern” es simplemente inmenso. Quizás fue la primera canción que escuché cuando me llegó el adelanto del disco, y sus guitarras viven mi cabeza desde entonces. Estamos antes un tema redondo, como prácticamente todo lo que toca CRIM, quienes no solo han conquistado a propios y a extraños dentro de nuestro territorio estatal, sino también han traspasado fronteras paseando su música por Europa y Estados Unidos. Y su normalidad. Y su simpatía. Y sus sonrisas. En cierto modo, quedarse indiferente ante este grupo es realmente un crimen.

Temáticamente hablando, este disco toca muchos palos presentes en la sociedad catalana y estatal actual: la problemática de los desahucios, la situación de los Mossos d’Esquadra, la iglesia en pleno siglo XXI, e incluso cómo la celebración de un tornero futbolístico es devorada por la política, la censura y la polémica año tras año. CRIM dibuja las realidades sociales con unos tonos grises que se tornan en himnos, consiguiendo así llegar a hacernos reflexionar sobre verdades como puños mientras coreamos canciones en catalán. Sí, en catalán. Siendo extremeño (en mi caso) o madrileños, andaluces, alemanes o americanos. Otro hito superado. Hablando de himnos, “Himnes Contra el Temps” es una de las encargadas de cerrar el disco junto con la gran “L’Instint dels Animals” y con “Quan Tot Sigui Fosc”, un tema que nos adentra y prepara para la oscuridad.

Pare Nostre que Esteu a l’ Infern es lo nuevo de CRIM. Es un nuevo golpe en la mesa, y es uno de los discos del año. Hace tres años que escribí la primera reseña sobre este grupo y ahora solo puedo alucinar (y celebrar) la trayectoria de estos catalanes. Podría decir que este es su mejor disco, pero a buen seguro en que menos de lo que espero, CRIM se saca de la manga otro Ep u otro  larga duración y me deja en evidencia. El techo de la banda parece ser infinito y a buen seguro que seguirán creciendo a pasos agigantados. Y aquí (o en el infierno) estaré yo para contarlo.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019