Blowfuse – Daily Ritual

La espiral ha vuelto, pero esta vez lo ha hecho en forma de giro sorprendente e inesperado (dicho esto de la manera más positiva posible). Cinco años después de Couch (2014), los catalanes Blowfuse han vuelto con Daily Ritual, un disco que no ha dejado a nadie indiferente por innumerables motivos. Cuando aún se estaba cocinando el álbum en cuestión, el grupo nos sorprendió con la presentación de un nuevo logo. Un logo más sólido, más rotundo y con más fuerza. Sin duda, era una pista de lo que estaba por llegar. Poco después tuvimos acceso a la portada del trabajo, donde también se intuía una nueva dirección. Ya solo quedaba esperar y comprobar el sonido del álbum.

Y entonces, la sorpresa llegó. Llegó en forma de single y en forma de videoclip. “Bad Thoughts” golpeó las redes sociales con un sonido y una estética que rebosaba frescura y complejidad, mientras que el estribillo te rodeaba la cabeza conquistándote desde el principio. Blowfuse había dado una vuelta de tuerca a su sonido, y nos había sorprendido a todos. Muchos eran los comentarios tipo “los chicos de Blowfuse se hacen mayores”, pero el caso es que yo creo que lo que han conseguido es encontrarse a ellos mismos y plasmarlo en un trabajo que pasará a la historía del punk rock estatal. El segundo adelanto, “Angry John” siguió la misma línea que el primero. Este tema tiene más ritmo punk, pero respeta la esencia noventera que se respira en todo el trabajo. También se presentó un vídeo, dejando claro el trabajo y esfuerzo puesto en este Daily Ritual.

Estamos ante un disco complejo, un disco que huye del camino fácil y que demuestra que los atajos a veces son malos. Cinco años dan para mucho, y Blowfuse han decidido tener paciencia y saber esperar su momento. Si este disco es la madurez del grupo, es alucinante ver como han dado el paso a la inversa que el resto. Olvidaos de canciones tranquilas y sosas. Todo este en este disco tiene sentido. Incluso las trenzas de Vic, esas que me recuerdan a un joven Dexter Holland cantando una “desconocida” canción. El álbum tiene canciones más eléctricas como “Grand Golden Boy”  o “So Long My Friend” que siguen representando esa locura sonora tan propia del grupo. Sin embargo, también tiene, a su vez, composiciones complejas, frescas y alucinantes como “Outta Of My Head” o “Thousands Miles Away”. Ojalá todos los grupos alcanzaran la madurez de esta manera. Yo lo firmo ya.

Antes de acabar esta reseña, me gustaría resaltar dos verdaderos temamos: “Sunny Daze” y “Hit the Ground”. La primera, me parece la verdadera joya de este disco. Un  tema que tiene un flow impepinable y que te transporta a los 90s mientras el sol golpea de lleno en tu cara cegándote la vista pero ganándote el sentido auditivo. Totalmente una obra maestra. La segunda, todo un himno con fuerza, riffs potentes y un estribillo/coros poderosos y coreables. No me cabe la menor duda de que este tema  será siempre uno de los momentos de mayor locura en los venideros directos de Blowfuse.

Blowfuse no solo han sacado un nuevo disco, si no que como ellos mismos bien dicen, han sacado su mejor disco. El grupo ha dado un golpe en la mesa y los éxitos están por venir. De momento, os aconsejamos que no os perdáis la presentación de este Daily Ritual en la gira estatal que comienza en breve. Disfrutar de estas nuevas canciones en directo va a ser de lo mejor del año. En Europa ya lo saben, y varios festivales han firmado a los catalanes. Blowfuse ha alcanzado una nueva dimensión y todos debemos disfrutar de la misma. ¡Muchas gracias!.

 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019