Catch 22 – Keasbey Nights (Disco Remember)

Es cierto que no nos prodigamos mucho en hacer reseñas sobre grupos de ska o ska/punk, pero como todos sabemos, el público es sabio y sabe lo que quiere. Gran sorpresa que el Disco Remember de este mes de marzo haya sido el Keasbey Nights de Catch 22.  Un disco que vio la luz allá por el año 1998 y que no dejó indiferente a nadie, incluso siendo capaz de poner en el foco de nuevo la música ska y es que, para muchos, este disco es el mejor del género de la época moderna. Quizás no les falte razón.

Mi primer contacto con este álbum que hoy reseño tuvo lugar en un chat de Soulseek (los más veteranos sabréis de lo que hablo). Era un chat americano, y estaban debatiendo sobre el ska “moderno”. La gente subía temas y daba opiniones, yo pasaba bastante del  hilo, pero entonces alguien subió una canción cuyo título llamó mi atención: “1234 1234”. Decidí abrir el fichero y me encontré una preciosa melodía calmada, casi como un susurro, acompañada de una guitarra acústica y muy tranquila. La melodía me sedujo así que decidí seguir hasta que de repente, su mítico coro y su batería endiablada dieron paso a una voz rasgada, rápida y con ritmo. Aluciné en colores. Durante los siete minutos que duró el corte, no hice otra cosa, solo presté atención al tema y lo disfruté. Llegado ese punto, tenía que dar el siguiente paso.

El siguiente paso no fue otro que buscar información de Catch 22 e intentar descargar todo lo descargable lo antes posible. Así fue como di con Keasbey Nights. Una vez descargado, observé el tracklist y me di cuenta de que “1234 1234” era la última pista del disco. Una vez más, había empezado por el final. Si el último corte me enamoró, ¿qué puedo decir del primero?. “Dear Sergio” es una de las canciones que más me gustan del grupo. Su inicio, su sección de viento y sus “Hey Sergio” hacen que alguna vez me haya planteado cambiar de nombre. Llevaba solo un tema y ya estaba enganchado. La guitarra del inicio de “Sick and Sad” demuestra que además de viento, también hay guitarras potentes en el grupo. Lo que hay, y nadie puede negarlo, es un buen rollo en todos y cada uno de los temas del disco increíble. Incluso un tema que trata la tristeza y el hecho de llegar al tope personal, es activo, melódico y pegadizo.

Es complicado analizar todas y cada una de las canciones, básicamente por el la ley del espacio – tiempo, pero hay que resaltar sí o sí “On & On & On” por ser de mis favoritas por su optimismo,  y por esa parte donde el Cannon de Pachelbel suena a trompeta y viento. Increíble también su final acelerado donde apetece no parar de saltar y golpear todo lo que tengas alrededor. Otro temazo. Si os gusta bailar, no podéis dejar de escuchar la instrumental “Riding the Fourth Wave” (quizás haciendo referencia a la ola de ska/punk que estaba iniciando el grupo). Y así llegamos a otro de los momentos con mayúsculas del disco: “Supernothing”. Un “medio-tiempo” dentro del conjunto aderezado con su sección de viento. La voz de Toh Kalkony se luce y se disfruta como en ningún otro tema. La canción vuelve, de nuevo, a acabar de manera acelerada y rápida, como no podía ser de otra manera.

A las ya citadas cabe añadir “Day in and Day Out”, la preciosa “Kristina She Don’t Know I Exist” o la alocada “This One Goes One To”. Cabe recordar que el nombre del grupo proviene de una novela del mismo nombre donde se estable el término “Catch 22” como una situación donde se dan dos posibilidades pero solo se puede optar por una ya que, el cumplimiento de la primera, implica el incumplimiento de la segunda. Quizás de ahí que los temas muchas veces tenga dos partes rítmicas diferenciadas yendo en contra de su propio nombre. También hay que destacar que este álbum fue compuesto por Toh Kay cuando tenía tan solo 16 años. Asombroso. Luego el cantante formó Street Light Manifesto y volvió a grabar este Keasbey Nights en 2007, pero de una manera más “arreglada” y menos “sucia”. Personalmente me quedo con este disco y la “versión” de Catch 22, un grupo que se cruzó en mi camino de la manera más fortuita. Como muchos otros.

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019