Weak – The Wheel

Weak son una de las grandes sorpresas de esta temporada. O no. Teniendo en cuenta que sus integrantes provienen de grupos tan consagrados en la escena estatal como Wild Animals, Ulises Lima, Acid Mess o The Attack of the Brain Eaters, no nos debería sorprender su sonido y su saber hacer. Quizás sí nos sorprende que se hayan decantado por el punk rock melódico noventero, género que, aunque a la alza, no es el más popular dentro de la escena madrileña propiamente dicha. Aún así, bravo por ellos.

The Wheel es un disco dinámico donde sus ocho cortes encajan a la perfección haciendo que esta rueda sonora coja velocidad y no haya quien la pare. Las letras también son un pilar importante para el grupo, y están bien cuidadas, así cómo bien dirigidas para aportar esa parte de crítica y denuncia (necesaria) a la sociedad actual. El disco empieza de cara y ya en su primer corte, “The Wheel” nos desvela su sonido y su razón de ser. El sonido es noventero desde el primer acorde, y si te gustan Good Riddance, NoFx o incluso The Get Up kids, estás de enhorabuena. “La Rueda” es una crítica sonora al círculo vicioso del consumismo que gira y gira sobre la actual sociedad alineada. Punto y seguido (y estando solo en el corte número dos) nos encontramos el temazo del disco: “Nothing but Numbers”. El grupo bromeaba en instagram a cerca de su parecido con “Lori Meyers”, pero yo también encuentro en esta canción una historia agria y dura de una mujer, como en “She’s Gone”. Sea como fuere, ya quisieran Fat Mike y los suyos sacar temazos así hoy en día. Gracias Weak.

La capacidad de autocrítica y de búsqueda de la razón del ser individual es clave para intentar abandonar el ciclo establecido por nuestra sociedad. Eso mismo se canta en “I’m Lost” un tema que pisa un poco el freno llegando a poder ser un medio-tiempo acelerado y que describe ese sentimiento agridulce que surge cuando te das cuenta de que no perteneces a lo que parece lo normal. “Intoxicated Society” es un tema consecuente con el sonido y la temática del disco: melodías y una intoxicación no solo medioambiental, sino de egos y poder. A resaltar la voz femenina de Paula aportando mayor frescura y melodía (sí aún cabe). “Parachutes” fue otro de los adelantos que nos conquistó. Otro de mis cortes favoritos y una vuelta a épocas anteriores. Si hay que bajarse de este mundo, que sea con paracaídas.

The Wheel cierra con “Double Standard”, “Solitaire” y “Still Makes No Sense”. En la primera juro que si me hacen una cata sonora a ciegas, pensaría que el gordo Mike está a mandos del micro. Increíble. Este tema es una colleja y un “despierta y espabila”“Solitaire” es una crítica (a ritmo de tupatutupa y de un riff central más potente) hacia la dirección que muchos grupos de punk rock están tomando en la actualidad, y “Still Makes No Sense” es una manera rabiosa de cerrar un disco con unos cambios de ritmo (y unos coros) deliciosos.

Weak son cualquier cosa menos débiles. La fuerza y seguridad que trasmite este disco golpeará fuerte dentro de los amantes de este género, mientras que The Wheel, como su propio nombre indica, no puede ser un disco más redondo. Poned vuestra atención sobre esta banda y no os perdáis la oportunidad de verlos en directo. Yo cuento los días que faltan para el 23 de marzo, donde estarán tocando con Blowfuse en la Wurli. Ahí es nada. 

No Comments

Comenta

Copyright © Linoleum 2014-2019