in ,

Circle Jerks – Group Sex (40 aniversario)

Fue en 1980, año en el que el punk americano bebía a chorro de la fuentes sonoras de Dead Kennedys y Black Flag, cuando el disco protagonista de hoy, Group Sex, marcó el pistoletazo de salida para una nueva banda en la escena californiana. Y fue precisamente Keith Morris – cantante de Black Flag en el tremendo Ep Nervous Breakdown (1978) – quien en 1979 se alió con Greg Hetson para formar Circle Jerks.

Estamos ante uno de los clásicos del género. Un álbum de punk rock old school en el que posteriores bandas se mirarían como si de un espejo se tratara. Un espejo en el que Circle Jerks retratan a una parte de la juventud y su sentir ante el estallido del esnobismo en la costa oeste americana.

Un grupo de jóvenes pertenecientes a minorías que no encontraban su sitio y que eran catalogados como inexistentes, que se pasaban el día pegados a los vicios más mundanales y básicos («Wasted», «Behind the Door») y que no tenían interés por nada («Don’t Care»). Una juventud que explotaba al máximo dos de los pilares de la ideología punk; el de no futuro («World up my Ass») y el de vivir rápido y morir joven («Live Fast Die Young»).

Sin embargo, esta minoría social encontraba cobijo en la música como forma de expresión («I Just Want Some Skank»), y en los conciertos una vía de escape que siempre acababa envuelta en una vorágine de violencia y cargas policiales («Back Against the Wall»). A través de ella podían criticar a sus antagónicos compañeros de generación («Beverly Hills»), los entresijos de las relaciones amorosas más básicas («What’s Your Problem»), a las fuerzas militares profesionales («Paid Vacation»), o cómo no, al gobierno («Red Tape»).

Musicalmente hablando este Group Sex cumple a la perfección con los cánones auto impuestos por el género: canciones de menos de un minuto, música y voz agresiva, y letras inflamables con distintos propósitos según el consumidor; prender la mecha si estás en la audiencia, y quemarte por dentro si estás en el foco.

Este 1 de octubre de 2020 Group Sex cumple cuarenta años y lo más preocupante de todo es que muchas de las letras de esas canciones siguen siendo válidas para la situación de la sociedad actual. Sacad quince minutos para escuchar esta joya, dadle caña a Circle Jerks, y respetad a los mayores.

Slick Shoes – Rotation & Frequency

Shöck – Alta Traición