in ,

El Tsunami está hecho de otra pasta

La sequía musical de un año atípico ha parado por dos veces la ola más famosa de la escena musical nacional. Lejos de rendirse y tirar la toalla, la organización del Tsunami Xixón ha anunciado hoy el grueso del cartel de la edición de 2021. ¡Y qué cartel!

Parece como si la cancelación (casi el mismo día) de la edición especial de verano del pasado fin de semana, hubiera removido más aún las arenas de la costa, las hubiera arrastrado con fuerza, y hubiese formado una posterior e imparable ola gigante.

Los cabeza de cartel se mantienen y Sum41 seguirá demostrando su segunda juventud en el escenario de La Laboral. Los amantes del punk rock pueden estar satisfechos ya que Lagwagon, Anti-FLag, The Flatliners y Authority Zero les darán lo que buscan. Si a eso le sumamos la gran guinda de Circle Jerks, no se puede pedir más.

The Hellacopters, Clutch, Red Fang y Frank Carter & the Rattlesnakes harán las delicias de aquellas y aquellos que disfrutan de sonidos más rockeros y con más rabia. Por otra parte Flogging Molly y Mad Caddies aportaran fiesta con ritmos folk punk y ska punk respectivamente.

La selección de grupos nacionales es realmente alucinante: desde los gigantes La Polla Records y S.A., hasta los «jóvenes promesas» Parquesvr, Weak, Main Line 10, pasando por unos ya consagrados Desakato y Escuela de Odio. Hay de todos y para todos. Tampoco podemos olvidarnos de nuestros queridos Me Fritos and the Gimme Cheetos, quienes pondrán a todos patas arribas con sus divertidas y aceleradas versiones.

El festival pasa a ser de tres días, aún anuncia que quedan grupos por confirmar y también nos ofrece las fechas definitivas; 29, 30 y 31 de julio de 2021.

Ahora solo nos queda esperar y desear que todo marche según lo previsto para poder volver a Gijón y disfrutar de uno de nuestros festivales favoritos. El trabajo tiene su recompensa y a buen seguro la próxima edición del Tsnuami Xixón será la mejor y más especial hasta la fecha. Solo quedan 366 días.

Silencio en la sala (entrevista a Wurlitzer Ballroom)