in ,

La Rage – Solo Rabia

La manada de lobos de la rabia vuelve a estar suelta y hambrienta. Sus aullidos de punk rock y hardcore retumbarán en nuestros tímpanos, haciendo que el silencio que nos rodea se torne en ruido. Un ruido que dibuja una realidad de la que hemos estado intentando escapar engañándonos a nosotros mismos. Es el momento, y La Rage lo sabe. Necesitamos rabia y gritos desnudos de atrezzo que nos ayuden a despertar.

Este segundo asalto se produce de manera directa. Cuando le das al play no hay marcha atrás. «Momento Zero» se acerca a ti de acelerado y sin dudar. En tan solo cincuenta segundos estás rodeado; guitarras agresivas, una batería que marca el ritmo de la emboscada, y una voz que golpea en el tímpano para penetrar en tus entrañas. Estás perdido, ya formas parte de la revolución. «Supercordura» demuestra que estos lobos habrían sido los líderes de George Orwell y su más famosa rebelión, a base de riffs que podrían destruir a cualquier granjero.

El sentimiento de grupo queda patente en temas como «Ellxs Vinieron» o «Asfixia». La importancia de la unión y la amistad es la mama bajo la que se alimentan los Rómulos y Remos del punk y el hardcore. Si estas tomas se acompañan de fuerza, punteos extraordinarios y verdades como puños, el resultado es simplemente extraordinario y el crecimiento individual y colectivo sobresaliente.

La necesidad de proteger nuestra seña de identidad y nuestra propia capacidad de raciocinio es otra de las importantes armas que esta manada tiene a la hora de defenderse de los patéticos reyes de la estepa. Y así no lo hacen saber en la potente «Isla Bouvet» y en la multicultural «Kaiola», un alucinante tema que aúna toda la riqueza que tenemos y a veces no sabemos apreciar.

El álbum cierra de manera extraordinaria con un tema que salta a la yugular de aquellas y aquellos que viven por y para alimentar su ego – «La Bendición de los Focos»– y con la que, posiblemente, sea la mejor canción de este ya de por sí, excelso trabajo: «Solo Rabia». Un tema que dibuja a la perfección tanto el leitmotiv como el modus operandi de una banda cuya proyección se antoja infinita.

Conclusión: ¿Dónde está el que dijo que «segundas partes nunca fueron buenas»?. Solo Rabia es un trabajo más rápido, más potente y más completo que su antecesor. La Rage acaban de publicar un disco que no dejará a nadie indiferente, recolectando más efectivos para un próximo ataque que hará temblar a todos aquellos que pretenden mantener la rabia enjaulada.

ZSK – Ende der Welt

The GTO’s – ¡No Están Muertos!