in ,

Rise Against – The Unraveling (20 aniversario)

Estrenamos nuevo año y a la espera de nuevos trabajos que analizar, echamos la vista atrás a 2001 para hablar sobre uno de los discos que más nos marcaron por aquel entonces; The Unraveling de unos jóvenes Rise Against.

Es cierto que muchas y muchos descubrimos a los de Chicago por el sucesor del disco que hoy analizamos, Revolutions Per Minute (2003), pero The Unraveling no le tiene nada que envidiar.

Rise Against se presentó al mundo de la mano Fat (padrinos así quisieran muchos), y su llegada supuso un auténtico éxito. Era la época de un Tim con pelo alborotado y rizado (y con fuerza en su voz), de Mr. Precision a las cuerdas, y de un Brandon que a la batería era una bestia. Con esos ingredientes, y con Joe al bajo, la bomba estaba asegurada.

El disco comienza a lo grande con «Alive and Well», un tema potente con melodías y rabia. Eso, señores y señoritas, era Rise Against. Un grupo que podía tocar a la velocidad de la luz mientras la voz de Tim te hipnotizaba. Un sonido punk rock pero con partes de hardcore que empastaban a la perfección, como se aprecia en «Great Awakening». Los temas puramente melódicos también suenan increíbles y para muestra la inmensa «Six Ways ‘Til Sunday», ¿Cuántos habéis coreado su estribillo final?.

Este disco también tiene algún medio tiempo potente como la canción que titula el trabajo «The Unraveling» o «1000 Intentions» que te hacen mover el cuello al ritmo de riffs marcados y coros que replican en tu cabeza. A su vez encontramos temas puramente tupatutupa, como «Sometimes Selling out is Giving up», «Faint Resemblance» o quizás, el tema que mayor repercusión ha tenido de este álbum: «Everchanging», una preciosa obra de arte de desamor, de cambio y de melodía. De lo mejor que ha hecho el grupo jamás.

Desgraciadamente, y siguiendo la estela del cambio cantado en «Everchanging», Rise Against no son lo que eran. Hace ya tiempo que Tim no llega, que la formación apunta a otro sonido y que los he perdido incluso la pista. De sus directos prefiero no hablar. The Unraveling fue un claro ejemplo de tormenta perfecta que tuvo todos los ingredientes para ser uno de los discos de justo hace ahora veinte años. Quedemonos con eso.

Nuestros Favoritos 2020: Internacional

Bad Nerves – Homónimo