in ,

ZSK – Ende der Welt

Los Mayas se confundieron con su predicción que apuntaba al 12 de diciembre de 2012. También Nostradamus y la serie alemana Dark, asegurando que sería el 27 de junio de 2020. El fin del mundo ha llegado en los primero compases de 2021 de la mano de los alemanes ZSK. Ender der Welt es su (gran) último trabajo.

Los berlineses están viviendo una segunda juventud tras el hiato que les tuvo alejados del mundo de la música de 2007 a 2012. Puede que, debido a su estética, muchos estén tentados de clasificar a esta banda dentro del universo pop punk. Lo cierto es que ZSK son uno de los grupos más comprometidos (políticamente hablando) de la escena alemana, habiendo llegado a fundar el movimiento antifascista Kein Bock auf Nazis.

El disco que nos ocupa muestra la facilidad de la banda de tocar distintos palos dentro del género. «Ich Feier Euch» , primera pista del trabajo, nos presenta un medio tiempo potente que nos recuerda al sonido adoptado por Anti Flag recientemente. «The Kids sind OK» es la prima alemana de una famosa canción de Lagwagon, con más actitud, más velocidad en la batería, y unos punteos sobresalientes. Y la bailonga «Mach’s Gut» se torna incluso entrañable con la participación de esas trompetas y esos niños. Adorable.

La versión más punkarra del grupo sale a la luz en la pista que titula este largo duración; «Ende der Welt» donde por momentos me recuerdan a Wizo y su tupatutupa, ¿quién dijo que el alemán sonaba feo?. El toque diferente llega con «Kein Talent» un tema para hacer head banging con una parte hip hop por parte de Swiss & die Arden. La fuerza y las melodías se recuperan con temas como «Sag mir Wie Lange», la reivindicativa e internacional «Alle Meine Freunde», mientras que la banda añade pausa y coquetea con otros ritmos en «Stuttgart», «Rumstehen» o «Ich Habe Besseres zu Tun».

Mención especial requiere el único corte cantado en inglés de todo el disco; «No Justice» dónde la similitud con Anti Flag es tal que bien podría formar parte de su disco The Terror State (2003) y nadie se sorprendería.

Conclusión: Ende der Welt ha sido el primer disco que he escuchado de este 2021 , y la verdad es que pega bastante como B.S.O. de la situación en la que nos encontramos. Musicalmente hablando, es un disco divertido, variado y cuidado. Siendo berliner de adopción, no puedo más que tener debilidad por el punk rock en alemán, y ZSK me traen grandes recuerdos.

Viviendo del pasado (entrevista a Hardcore Memories)

La Rage – Solo Rabia