in ,

Early Flights – Icing

A veces das con grupos que nunca te imaginarías poder dar. A veces aparecen sorpresas inesperadas en forma de sonido que te alegran el día, la semana y el mes. Early Flights es un claro ejemplo de esto. Alguno de los integrantes de este grupo ha estado presente en más de tres cuartos de los conciertos a los que llevo media vida yendo, y de pronto, sin saber cómo, descubres que han creado un grupo y que suena a todo lo que no suenan los demás grupos de Madrid.

Icing es el primer Ep de este recientemente (creo) formado cuarteto madrileño. Un corta duración que abre con «No Ball Game», el primer adelanto de este conjunto de canciones que fue presentado a finales de año en forma de videoclip, y mi primer contacto con Early Flights. El tema me llamó mucho la atención en su día, y me propuse seguir la pista al grupo. Hace unas semanas, por fin  pude escuchar el Ep entero y la verdad es que lo mejor estaba por llegar. «R.B» es un tema con más fuerza que se antecesor, más maduro y menos melódico, cosa positiva para este estilo. Los coros secundan (al igual que en todos los temas) a una voz perfecta para el estilo, haciendo que los estribillos se incrusten en la memoria para siempre. Así llegamos a la «distinta» «Pies & Songs» y su guitarra que se aleja de lo fácil. Una letra que destila añoranza por unos días lejanos, y una meta cumplida. Y esos coros, de nuevo esos coros que quieren volver atrás el tiempo.

La segunda parte del Ep es, para mi, un conjunto de tres canciones que será difícil de superar en todo lo que queda de año. «The Moster», «Pictures with no Frames» y «Hockey Tee». La primera parece un homenaje a los grandes Iron Chic, estoy casi seguro que el monstruo del que nos cantan es primo hermano de Cutesy Man. Y eso siempre es bueno. La segunda es, para mi, la mejor canción nacional de lo que llevamos de año. Simplemente espectacular. El ritmo, los coros, la letra … lo tiene todo. Una obra maestra, y apareciendo de dónde menos y cuándo menos te lo esperas. Alucinante. Y la tercera, y encargada de cerrar, me recuerda en sus inicios a unos Bayside que empezaban a petarlo. «Hockey Tee» es un cierre que sabe estar a la altura de un trabajo excelso. Un medio tiempo no exento de fuerza y … sí, de coros. De esos coros.

Early Flights suenan a cualquier cosa menos a ser de aquí. Suenan a Oklahoma, suenan a Gainesville, suenan al barrio de Queens pero, son de aquí. Si os gustan Red City Radio, Iron Chic The Wonder Years, si os gustan las canciones punk rock que van más allá de los cuatro acordes, las voces rasgadas y las letras trabajadas, poneros el despertador, Early Flights es vuestro nuevo grupo.

Delest – La Mejor Manera de Morir (Ep)

Groezrock; algo se muere en el alma, cuando un amigo se va